Principal


El gato siames es sin lugar a dudas uno de los ejemplares felinos más hermosos del mundo, no solo por el color exótico de su pelaje sino también por sus hermosos ojos color de cielo
.
 

Se distingue por un lado el siamés moderno o siamés propiamente dicho, y por otro el siamés tradicional o Thai. Son las mismas razas de gatos, pero variedades diferentes dentro de la raza Siamés, aunque pocas literaturas separan estas variedades en razas diferentes.

Es el más extrovertido de todos los gatos domésticos, con un temperamento majestuoso y meigo, el Siamés es seguramente uno de los gatos más atrayentes y populares del mundo. Es extremamente inteligente e apegado a su amo. El Siamés es tan divertido que siempre logra ser el centro de la reunión y posee un magnetismo que cautiva hasta al más cauto.

Es un gato muy activo y sociable, y por su carácter, no es una raza indicada para personas que se ausenten continuamente de su casa. Compañero inseparable, este “perro” con piel de gato, le encanta interactuar con las personas y correrá tras el primer bollito de papel que se le tire, y lo traerá a nuestras manos, esperando que se lo sea tirado nuevamente. No es casualidad que se le apoda al Siamés el gato-perro. También le gusta vocalizar para comunicarse con las personas lo que los hace ser inquietos y parlanchines. Le encanta pasear y aprende todo con facilidad.